SENSIBILIZACIÓN Y PREVENCIÓN DE LA LUDOPATÍA CON MOTIVO DEL "DÍA NACIONAL SIN JUEGO DE AZAR"

FUNDACIÓN CERES TOMELLOSO, SE SUMA A LA SENSIBILIZACIÓN Y PREVENCIÓN DE LA LUDOPATÍA CON MOTIVO DEL DÍA NACIONAL SIN JUEGO DE AZAR

29 DE OCTUBRE: DÍA NACIONAL SIN JUEGO DE AZAR

España cuenta con la tasa más alta de Europa de ludópatas entre 14 y 21 años.

 

Hoy, 29 de Octubre de 2019 es el Día Nacional Sin Juego de Azar. En este día, numerosas asociaciones que luchan para prevenir, concienciar y tratar los problemas adictivos sin sustancia, como es el juego patológico, salen a la calle y aparecen en los medios de comunicación para informar y alertar a la población general sobre el riesgo que supone la gran proliferación de casas de apuestas en nuestros barrios, en nuestros lugares de siempre, principalmente para las personas jóvenes y para los menores de edad y para pedir a las Administraciones que intervengan ante un problema, que a día de hoy, supone un problema de salud pública.

La ludopatía es un trastorno adictivo grave cuyo aumento está siendo proporcional por toda España. La mayor cantidad de locales de apuestas y el juego online presentan puntos en común en todas las comunidades: entran en los barrios más deprimidos a nivel socioeconómico y utilizan estrategias de marketing muy agresivas. Sus consecuencias son alarmantes, no sólo para la persona que lo padece, sino para su entorno familiar, generando aislamiento social, absentismo laboral y escolar, hurtos, endeudamientos extremos, sintomatología depresiva y ansiosa e incluso intentos autolíticos.

En España, participar en apuestas no es legal hasta la mayoría de edad, sin embargo, a día de hoy, los mecanismos para controlar el acceso a salas de juego así como el juego online son todavía insuficientes. Se estima que en España, aproximadamente el 20% de los jóvenes ya son adictos al juego, y un gran porcentaje, además, se encuentra en situación de riesgo para padecer este tipo de adicción. España es el país europeo con mayor tasa de juego patológico en jóvenes.

Una de las razones principales que explicaría esta adicción tan temprana es la entrada en vigor de la Ley 13/2011 de regulación del juego online, que permitió el desarrollo de estrategias de publicidad a través de diferentes canales de comunicación y redes sociales. El aumento de reclamos publicitarios, tales como bonos de bienvenida, promociones o anuncios en todos los medios de comunicación, es especialmente relevante en grupos que puedan ser más vulnerables, entre los que se encuentran los jóvenes y adolescentes. Desde ese año, también, se ha notado un importante incremento de jóvenes y menores de edad que buscan ayuda profesional para superar esta adicción.

El trastorno de juego se encuentra categorizado dentro del apartado de trastornos relacionados con sustancias y otros trastornos adictivos, se define como una conducta de juego problemático persistente y recurrente, que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo y se manifiesta por la presencia de diferentes criterios como necesidad de apostar cantidades de dinero cada vez mayores para conseguir la excitación deseada, estado de nerviosismo e irritabilidad cuando se intenta abandonar el juego, repetidos esfuerzos por controlar, reducir o abandonar el juego resultando esos deseos infructuosos, pensamientos intrusivos, impulsivos y compulsivos en relación a la conducta de juego y aparición de mentiras constantes para ocultar la implicación en el juego, entre otros.

El acceso a la información, el conocimiento de la problemática, la adquisición de responsabilidades por las administraciones, y en definitiva, la prevención, constituyen un papel fundamental para disminuir la prevalencia de esta grave enfermedad que cada vez afecta a más familias españolas. España necesita una mayor concienciación en la lucha contra la libertad de publicidad referente a juego, y una mayor responsabilidad en los controles de acceso a juego para proteger a esta población tan vulnerable, los jóvenes y los menores de edad, que generará, de no actuar con prontitud, la “nueva generación perdida” por una problemática que ya comienza a denominarse “la heroína del Siglo XXI”.

 

Comunidad Terapéutica Ceres

Rehabilitación conductas adictivas

Tomelloso (C. Real)

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Fundación CERES © 2015 - Todos los derechos reservados